string(72) "https://www.eloisetoys.com/magazine/como-detectar-el-cancer-de-mama.html"
Tu Cuenta
Magazine


Magazine

¿Cómo detectar el cáncer de mama?


¿Cómo detectar el cáncer de mama?

Año con año conmemoramos el día internacional del cáncer de mama, para recordarte que esta enfermedad es un riesgo latente que puede afectar a cualquier mujer y que sin embargo es curable si lo detectas a tiempo: La clave es la autoexploración.

Conmemorar la lucha contra esta enfermedad solo tiene sentido si te concientizas de que cada mujer es el primer filtro para una detección temprana y que en ella se encuentra la primera responsable de detectar la enfermedad, la lucha contra el cáncer comienza inicia en tus manos, pero no te preocupes, en Eloise te decimos cómo prevenir la enfermedad y la forma correcta de autoexplorarte de manera sencilla para detectar este padecimiento.


Factores de riesgo

Existen factores de riesgo que hacen a las mujeres más propensas de padecer cáncer de mama. Desde la edad y la herencia genética, hasta distintos hábitos. Es importante advertir que si tu te encuentras en uno o varios de estos casos no quiere decir que inevitablemente tendrás presentarás la enfermedad, pero si es importante que pongas aún mayor atención y cuidado a la hora de explorar tu cuerpo, además de que es recomendable que detectes todos esas cosas que sí están a tu alcance cambiar para así reducir el riesgo.


Factores que no puedes evitar:

Edad.- Al pasar los 50 años las posibilidades de enfrentar cáncer de mama aumentan.

Historial reproductivo.- Las mujeres que iniciaron temprano el periodo menstrual, antes de los 12 años de edad, y cuya menopausia llega después de los 55 años de edad aumentan el riesgo de cáncer al estar expuestas a hormonas por un periodo más prolongado.

Mamas densas. Este tipo de senos presentan un mayor tejido conjuntivo lo cual puede dificultar la detección de tumores en una mamografía.

Antecedentes personales.- Las mujeres que han tenido cáncer de mama tienen mayores probabilidades de tener esta enfermedad por segunda vez. Algunas enfermedades de las mamas que no son cancerosas, como la hiperplasia atípica o el carcinoma lobulillar in situ, están asociadas a un mayor riesgo también.

Antecedentes familiares.- El riesgo de una mujer de tener cáncer de mama es mayor si tu mamá, una hermana o una hija padeció la enfermedad


Prevenir el cáncer de mama: Factores de riesgo que puedes evitar.


Síntomas de alerta

Tu cuerpo es inteligente y si existe algo extraño este te avisará. El problema es que muchas veces no sabemos entender lo que nos dice, por ello aquí te decimos algunas maneras en que tu cuerpo te puede alertar del cáncer de mama.


Síntomas del cáncer de mama


¿Cómo explorarte?

1. Colócate frente a un espejo, pon los brazos junto a tu cadera y mantén los hombros firmes. Observa detenidamente tus pechos e identifica su forma, tamaño y color natural, si notas alguna anomalía como la formación de hoyuelos, arrugas, cambio de posición del pezón, enrojecimiento, sarpullido o inflamación acude a tu médico.

2. Levanta los brazos y observa en el espejo si detectas las mismas alteraciones.

3. Observa si te sale líquido de uno o ambos pezones (puede ser transparente, lechoso o amarillento, o sangre).

4. Acuéstate en tu cama y palpa cada uno de tus pechos con las manos invertidas, es decir utilizando la izquierda para explorar el seno derecho y viceversa. Mantén tu tacto firme y los dedos rectos y unidos. Realiza movimiento circular, del tamaño de una moneda aproximadamente.

Después, controla con tu mano el pecho por completo, de arriba a abajo y de lado a lado: desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen, y desde la axila hasta el escote. También puedes mover los dedos verticalmente, hacia arriba y hacia abajo. Asegúrate de palpar todo el tejido mamario, tanto en la parte delantera como en la parte trasera: para palpar la piel y el tejido superficiales, ejerce una leve presión; para llegar al tejido ubicado en la parte media de las mamas, una presión moderada, y para el tejido profundo, una presión firme. Al llegar al tejido profundo, tienes que poder sentir la caja torácica.

5. Levántate o toma asiento y realiza los mismos movimientos exploratorios del punto anterior, toma en cuenta que para muchas mujeres es cuando la piel se encuentra mojada y resbaladiza el momento ideal, de modo que prefieren realizar este paso durante la ducha.