string(86) "https://www.eloisetoys.com/magazine/solo-la-puntita-la-guia-del-placer-del-glande.html"
Tu Cuenta
Magazine


Magazine

Sólo la puntita: la guía del placer del glande


Sólo la puntita: la guía del placer del glande

“Sólo la puntita” es una de las frases más recurridas en el sexo, diariamente son varios los hombres que se aventuran a decirla en busca de convencer a su pareja de vivir con ellos una intensa sesión de sexo que siempre termina en más.

El glande es una de las zonas más sensible del pene, se encuentra situado en la cima del miembro masculino y cuenta con 400 terminaciones nerviosas que lo hacen una fuente inagotable para dar y recibir placer. Por ello, en este artículo te enseñamos a descubrir cómo puedes experimentar en pareja grandes momentos sin ir más allá de la puntita.


Estimulación manual, sácale punta al lápiz.

Calienta motores antes de ir directo al glande, empieza con una masturbación clásica, un poco de lubricante íntimo y movimientos de arriba a abajo con una sola mano y de manera firme pero delicada.

Pronto notarás que la temperatura comienza a subir, es momento de comenzar un suave masaje sobre la punta del pene, acarícialo de manera circular utilizando solamente tu pulgar y cambiando de dirección cada cierto tiempo en busca de generar sensaciones placenteras e impredecibles. Alterna esta técnica con el sube y baja de tu mano, para ello puedes también hacer una anillo con tus dedos ejerciendo mayor presión al momento de tocar el glande, quédate ahí unos momentos y nota como el placer va en aumento.

Si has hecho bien los pasos anteriores, cualquier chico se encontrará ya en estado de excitación total, notarás ahora como el glande se inflama y adquiere un color más rojizo, es momento utilizar la palma de la mano completamente abierta, masajeando en forma circular como si estuvieras abriendo una puerta.

Si quieres multiplicar el placer y experimentar nuevas sensaciones, haciendo uso de estos pasos, aplica un poco de gel Wow para conseguir un efecto térmico que te hará vibrar. Si por el contrario, tu sensibilidad es extrema o buscas prolongar el momento, puedes recurrir al gel Prolonging, basta con poner una pequeña porción en el glande, entre 5 y 7 minutos antes del sexo, y retirar (en caso de que se vaya a utilizar condón) para evitar que se extienda por todo el miembro y reduzca el placer.

Otra manera, no tan manual pero igual de placentera, de estimular el glande es usando juguetes sexuales. El Cobra Libre II está especialmente diseñado para estimular el glande con base a la vibraciones que te llevarán al límite. Aplica siempre un lubricante base agua o algún potenciador de efecto calor o prolongador de sensaciones . No tengas miedo de experimentar y hazlo parte del juego.


Placer oral, para desbordarse.

Déjate llevar por tus instintos, es momento del sexo oral. Si bien durante esta práctica es recomendable recorrer todas las zonas del pene e incluso llegar hasta los testículos, debes aprender a detenerte un momento sobre el glande y darle toda la atención que se merece. Mientras dejas que la lengua juegue, cubre el glande con tus manos, presiona con los labios los lados del miembro masculino y da pequeños mordiscos, no sin antes asegurarte que estos movimientos sean de su agrado.

Ahora sí, es momento de detenerte en la punta del pene, ejerciendo una suave presión con los labios, regresa al resto miembro recorriéndolo con la lengua y volviendo de nueva cuenta al glande: chúpalo, succiónalo y disfruta del momento.

Una buena idea para hacer más intenso el sexo oral es utilizar un pintalabios Kama Sutra Lip Fetish, qué ayuda a lucir unos labios gruesos e irresistibles y cuenta con un sabor a menta que provocará sensaciones frías en quien lo recibe. También puedes recurrir al Spray Goodhead Togo Deep de sabores, que se aplica en la boca provocando sobre el glande una sensación de refrescante placer.

Si simplemente quieres darle sabor al momento, utiliza un lubricante íntimo JO de sabor para hacer de este momento sexy algo delicioso. ¡Incluso puedes combinar sabores!


Ahora sí, sólo la puntita.

Es momento de pasar al punto cumbre de la acción, háganlo de manera gradual para volverse locos en pareja. Deja que el glande inicie esta parte del juego acariciando el clítoris y prolonga el momento tanto como sea posible, la sensación del pene tan cercano será excitante. Ahora sí, cuando ambos sientan que es imposible esperar más, introduce sólo el glande e inicia una penetración lenta y gradual. Es momento de ir por todo.

¿En serio te vas a quedar en sólo la puntita?

Si quieres conocer más productos como los de este artículo, checa aquí para que disfrutes de un Glande Placer.